Compartir en:

Uno de los tratamientos que más nos solicitarán después del verano será la eliminación de manchas. Una vez terminada la exposición solar y cuando se han agotado ya las últimas exposiciones solares, los pacientes comienzan a pensar cómo será posible la eliminación de las mismas.

En los últimos años, han aumentado de manera importante no sólo los diferentes tipos de manchas sino también diferentes cánceres cutáneos. Es por ello que conviene realizar una exhaustiva historia clínica para detectar de manera precoz alguna lesión precancerígena o cancerígena y, así, poder realizar un adecuado tratamiento.

Existen diferentes causas por las que pueden aparecer manchas, siendo las más destacadas:

  • Exposición solar prolongada: cada uno de nosotros tiene una capacidad para poder acumular horas de sol sin que nos salgan manchas pero, a partir de un determinado momento, comenzarán a hacerse visibles, principalmente en cara y manos, sin que nada podamos hacer para eliminarlas, salvo someternos a diferentes tratamientos.
  • Manchas postinflamatorias: son aquellas que aparecen, sobre todo, tras una lesión en la piel o por cualquier motivo que provoque una inflamación local (por ejemplo, la cera en el labio superior que acaba ocasionando una mancha en esa zona); claro está que influye claramente el fototipo del paciente ya que las pieles más oscuras tienen más propensión a las manchas postinflamatorias.
  • Otras que también lo favorecen como medicamentos, enfermedades autoinmunes o cambios hormonales que crean una fotosensibilidad en la piel del paciente, favoreciendo la aparición del melasma (paño).

Tras la realización de la historia clínica pautaremos el tratamiento más adecuado, siendo diferente en cada caso.

Para el tratamiento y eliminación de manchas solares, también denominadas léntigos solares, prescribiremos la realización de IPL VENUS VERSA, de Venus Concept.

La Luz Intensa Pulsada VENUS VERSA es una luz de extraordinaria calidad, de pulso cuadrado. Esto quiere decir que la energía que se emite se mantiene constante durante todo el pulso o “disparo“; esta característica nos da seguridad en la entrega de la energía para que sea más eficaz y con menos riesgos para el paciente.

Se realizarán tres sesiones con intervalos de tres semanas, siendo apreciable una importante mejoría desde la primera sesión.

El tratamiento en sí, no resulta nada doloroso; tan sólo notará una pequeña descarga de calor en cada pulso. Inmediatamente después la cara se apreciará roja y se verá un claro oscurecimiento de las manchas. Este dato es importantísimo, pues será el claro reflejo de que la mancha se ha quemado y, por tanto, desaparecerá.

Con el tratamiento IPL VENUS VERSA conseguiremos también una mejoría importante en la calidad de la piel, pues elimina los poros abiertos, reduce arrugas y aporta gran luminosidad, pues estimula de manera importante el colágeno. Se recomendará una crema regeneradora postratamiento y es importante la aplicación de protector solar.

Habitualmente hacemos fotografías de antes y después del tratamiento para tener un adecuado seguimiento del paciente y de su mejoría.

Manchas

Compartir en:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar